Agotamiento emocional: por qué estamos permanentemente exhaustos

El Centinela

Hace algunos años, Anna Katharina Schaffner se convirtió en víctima de una “epidemia” de agotamiento.

Comenzó con una especie de inercia física y mental y, según sus propias palabras, un “sentido de pesadez” en todo lo que hacía.

Incluso las tareas más mundanas absorbían su energía y cada vez le resultaba más difícil concentrase en el trabajo.

Cuando trataba de relajarse, se encontraba revisando obsesivamente su correo electrónico.

Al cansancio se sumó la apatía: “Estaba desencantada, desilusionada y desesperanza”, confiesa.

Esas sensaciones les resultarán familiares a muchas otras personas -incluidos famosos como el papa Benedicto XVI hasta Mariah Carey- que fueron diagnosticadas con agotamiento emocional.

Enfermedad moderna

Si tenemos en cuenta lo que dicen los medios de comunicación, es una enfermedad puramente moderna; casi todas las veces que Schaffner encendía la televisión, había un debate al respecto.

Schaffer, quien es crítica literaria e historiadora en la Universidad…

Ver la entrada original 1.240 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s