El caballero de la herramienta oxidada

Me ha encantado. Una maravilla. Gracias reblogueo

El templo de Salomón

En muchas ocasiones creemos que estamos en poder de la verdad absoluta y lo que nosotros pensamos o creemos es ley, pero si meditamos de una manera imparcial y honrada es posible que veamos más allá de nuestra forma de pensar.

Yo he meditado mucho últimamente, a mi edad, es fácil y conveniente hacerlo, y cuando lo he hecho, sorpresa, he encontrado cierto paralelismo con el protagonista de Robert Fisher en “El caballero de la armadura oxidada”, libro que leí hace muchos años y que recuerdo a aquel caballero que se la pasaba peleando y rescatando damiselas que en ocasiones no querían ser rescatadas, quizás porque en la oscuridad de la noche aparecía algún lacayo de buen ver que “le planchaba las enaguas”, y ahí me veo yo, atrapado en esa armadura de mis miedos y mis frustraciones y quizás necesito también un largo viaje para encontrar ese difícil entendimiento…

Ver la entrada original 205 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s