El amor es eterno, pero la paciencia no

Gama Blog

Debemos de tener algo muy claro: el amor por sí solo no es la base de las relaciones felices. Cuando no hay reciprocidad, comprensión y respeto, la paciencia se agota. Decir adiós a alguien que ha compartido tantas cosas y por la que hay un sentimiento enorme es súper difícil; sin embargo, es algo que debemos hacer por nuestro propio bienestar emocional y físico.

Cuando se acaba la paciencia, se acaban las ilusiones, las ganas y comenzamos a hundirnos en un vacío que destruye nuestra autoestima. Solemos ceder y ceder sin darnos cuenta que nos estamos perdiendo a nosotras mismas.

Puedes perdonar, aceptar y pasar muchas cosas, está bien siempre y cuando sea recíproco y exista sinceridad en el arrepentimiento. Ahora bien, la cuota de cesiones y concesiones tiene un límite. Cada que cedemos a algo estamos perdiendo una parte de nosotras, por ejemplo, dejar de ver a un amigo…

Ver la entrada original 119 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s